5 consejos para afrontar el comienzo del año escolar, con mucha más energía.

5 consejos para afrontar el comienzo del año escolar, con mucha más energía.

El reto de afrontar la vuelta al cole llenos de energía.

El comienzo de las clases está a la vuelta de la esquina y seguro que aún no tenemos todo preparado para el gran día.

Siempre te encuentras forrando los libros hasta altas horas de la noche y comprobando que todo tenga el nombre de los más pequeños de la casa. Así, a simple vista, parece que nos supone un fuerte estrés, pero ¿y para nuestros hijos?

De un soplo, cambiamos los días de playa, excursiones y juegos, por el uniforme, la mochila pesada y los desayunos con los ojos cerrados del cansancio. Pero aún tenemos por delante un fin de semana para acostumbrarnos al cambio de rutina.

Te dejamos 5 consejos para afrontar el comienzo del año escolar, con mucha más energía.

  1. Acostúmbrate al nuevo horario nocturno. Es normal que los niños y mayores durante las vacaciones, tiendan a acostarse más tarde. Es una de las cosas buenas que tiene el verano, se alargan los días y el buen tiempo te invita a aprovecharlos al máximo. Si queremos que nuestros hijos rindan al máximo en el colegio, es necesario que duerman las horas mínimas que aseguren un descanso de calidad. Desde hoy mismo, intenta ir cambiando la hora de la cama de tus hijos. Cada día adelanta 30 minutos la hora de dormir, para que el día antes del inicio del curso escolar, ya estén adecuados al horario habitual de colegio.
  2. Menos pantallas antes de dormir. La Academia de Pediatría de EE.UU. recomienda además que todas las pantallas, como las televisiones y computadoras, se apaguen media hora antes de ir a la cama y que los padres no deben permitir a sus hijos tengan estos aparatos en sus dormitorios.
  3. Cuida la alimentación. Para que nuestros hijos puedan afrontar perfectamente una dura mañana escolar, es imprescindible que cuidemos su alimentación. Vamos a centrarnos en el desayuno.
    Cuanto más se parezca el desayuno a una comida, mucho mejor.  Si lo hacemos de forma correcta,  el cuerpo se comporta de una manera más eficiente.
    Toma el tiempo suficiente por las mañanas para desayunar en familia. Los más pequeños hacen lo que ven, así que si te sientas en la mesa sin otras distracciones como la tele o el móvil y te dispones a disfrutar de un nutritivo desayuno, tus hijos te imitarán.
    No olvides aportar a tus pequeños, todo lo que necesitan para llenarse de energía: hidratos, proteínas, fruta… y de lo más variado. (Sandwich de tortilla y yogur con frutas, bocadillo de jamón y tomate con un gran batido de verduras)
  4. ¡Prepara la mochila! Recuerda dejar preparada la mochila la noche anterior. Por la mañana hay muchos imprevistos y más de una sábana pegada…
  5. No olvides la merienda. Tus niños necesitan un sabroso tentempié para aguantar hasta llegar a casa. Nosotros te proponemos que sea lo más saludable posible ya que todos sabemos que la bollería industrial no es una buena opción. Una buena idea es utilizar nuestro socorrido gofio, ¿has probado el gofio amasado con plátanos? Pues triunfarás en el colegio.
    Si es posible, introduce la merienda en envases retornables como los herméticos, reducir los residuos e tarea de todos. Cuanto menos plástico o papel aluminio usemos, más lo agradecerá nuestro entorno.

Ahora sí: ¡Al cole!

Google Plus
LinkedIn

Deja tu comentario

Usted está comentando como invitado.

 

Trabajamos desde 1999 como gestores de servicios, acciones y actividades para la Administración Pública. 

Utilizamos cookies propias de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continuas navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación o hacer clic en el enlace para obtener más información Ver Política de Cookies